sábado, 11 de abril de 2009

De película

Ciertamente me cuesta entender de qué van algunas películas que cosechan éxitos, sobre todo las de miedo, misterio o fantasía. A pesar de sus diferencias, todas ellas coinciden en sus argumentos: el protagonista suele ser un niño, más recientemente alguna niña, de triste y oscuro pasado, que desconoce su pertenencia a cierta estirpe elegida; sin saberlo y sin ningún esfuerzo o mérito propio, el niño o niña se ve forzado a librar al mundo, sin muchas ganas, de unos malísimos conjurados que suelen ser viejos gobernantes, resentidos, feos, imperialistas, antipáticos y tontos.
En su misión, el joven protagonista cuenta con la ayuda de poderes y objetos mágicos que le llegan sin saber cómo ni porqué; además, para salvar al mundo debe unir las fuerzas de razas extrañas y muy diversas, pero obedientes y adecuadamente gobernadas por sus correspondientes monarcas. Como son semihumanos leales, se sacrifican en alguna batalla mostrada en una larga secuencia cercana al final del metraje, para que triunfen los humanos buenos y guapos. Aunque el protagonista sea un niño salvador, tal vez como símbolo de la inocencia y de la regeneración del mundo, este cine no es para niños ni mayores, sin o más bien para adultos infantilizados o niños envejecidos.
El guión suele ser malísimo, aunque el diseño visual siempre tiene una calidad y una riqueza deslumbrantes: con tan magníficas imágenes se propagan ideas poco edificantes, inspiradas en la irracionalidad, la predestinación, el maniqueísmo o el poder de la fuerza bruta. Claro que el cine es solo una diversión, que no pretende educar, pero ¿acaso no lo hace? Su lenguaje es el mismo que el de la mejor publicidad.

3 comentarios:

shanti dijo...

hola Alby.Siempre he animado a mis hijos a leer los libros de moda en literatura infantil,sobre todo ficción.pero nunca he tenido éxito,sólo me han dicho que noles gustaban.y la verdad es que yo tampoco tenía muchas ganas de leerlos.a lo mejor tanta fantasía les parece irreal.un saludo

Meninheira dijo...

Aquí una adulta infantilizada fan de los libros de Harry Potter :D

Está genial la reflexión Alby, hoy en día la mayoría de la gente quiere que le den todo "masticado", evitar pensar, no replantearse nada y esas películas son para eso :(
Hay muchísima gente en este mundo que "no piensa, sólo existe", demasiada a tenor de cómo van las cosas :(

Un besito

Alby dijo...

Hola Shanti!
Gracias por tu comentario. Me encantaría poder aportar algo útil en la tarea de ilusionar a tus hijos por la lectura, pero desde lejos y sin conocerlos no me resulta nada fácil. Sin embargo se me ocurren estas sugerencias:

-Es importante que las lecturas conecten con sus intereses: temas de su agrado, personajes favoritos, proyectos o ilusiones.

-Buscar un momento para la lectura, un hueco en la rutina diaria para leer con ellos y para ellos. Es muy importante al principio que tus hijos te vean leer a ti y que además se comente lo leído, de forma que parezca para ellos interesante y que el hábito de la lectura pase a ser algo agradable y cotidiano.

-Llevarles a bibliotecas o librerías infantiles donde puedan curiosear. Seguro que algo les llama la atención, y debes contribuir a la idea de que ese algo es realmente interesante.

Espero haber aportado mi granito de arena arena a tu tarea. Saludos y siento el retraso en la respuesta, pero he tenido problemas con mi ordenador.

Alby